Lunes , Septiembre 16 2019
Home / CARR-- USEL / Afectado relató su experiencia en el IMSS Zacapu; pide cuidados y terapia para su hijo

Afectado relató su experiencia en el IMSS Zacapu; pide cuidados y terapia para su hijo

Zacapu, Michoacán (Agencia Tzacapu).- A través de una nota periodística publicada en la Expresión de Puruándiro, “Raúl” relató su experiencia en el IMSS Zacapu, misma en la que falleció su esposa, quien presentaba un embarazo y en donde desde aquel procedimiento su hijo persiste en estado de gravedad.

Aquí el texto integro:

” Han sido tantas y tantas historias de negligencia médica las que existen, sin embargo, no todas las personas se atreven a denunciar, pero este no es el caso de Raúl quien perdiera a su esposa María, y le entregaran a su bebé en estado crítico.

Todo comenzó, narró en entrevista a este medio el afectado de quien al igual que su esposa (+) a petición de él, se omitirán nombres reales y a quienes llamaremos Raúl y María; siendo la 1:00 a.m. del jueves 04 de abril cuando a María se le rompió la fuente, por lo que ambos se dirigieron a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Zacapu donde hay médicos especialistas como Ginecólogo y Pediatra, ya que en Puruándiro no se cuenta con especialistas.

Dijo que al llegar al IMSS ambos fueron recibidos por el guardia quien de inmediato los pasó al área de urgencias en donde al preguntar Raúl por la Doctora de Guardia le informaron que se encontraba dormida, y quien al comentarle sobre la situación se levantó pidiéndole Raúl que revisara a su esposa (para esto ya eran más de las 2:00 de la mañana) ya que hacía más de una hora que se le había reventado la fuente, contestándole la Doctora que no se preocupara, que un bebé podía estar hasta 5 horas dentro del vientre de la mamá sin líquido.

Al ver esta reacción, Raúl le entregó a la Doctora un documento que le había proporcionado previamente el Ginecólogo, donde el diagnóstico era que a María debería hacérsele una cesárea porque el bebé venía demasiado grande y atravesado, por lo que de inmediato canalizaron a la paciente quien le pidió a su esposo saliera del lugar ya que el Ginecólogo llegaba hasta las 7:00 de la mañana.

“Aproximadamente a las 4:00 de la mañana le comenzaron a dar dolores a mi esposa y la ponen en trabajo de parto normal, siendo que ella ya estaba programada para cesárea, pero al ponerse mal médicos y enfermeras corrían de un lado hacia otro y a mí no me decían nada”, comentó Raúl.

Prosiguiendo, dijo que él pudo ver la llegada del médico cirujano en short y tenis a gran prisa e ingresó a donde estaba María, pasó un lapso de tiempo y salió la Subdirectora retirándolo del lugar y haciéndolo a un lado, y pasado otro espacio de tiempo volvió a salir la Administrativa para informarle que el bebé ya había nacido, ya estaba afuera y que se encontraba grave; y que en el caso de su esposa la situación se les había salido de control y no tenían realmente los medios en la clínica, por lo que solicitarían un helicóptero del hospital de Charo vehículo que a decir de Raúl tardó entre 20 y 25 minutos en llegar, mientras los médicos le decían que todo iba a estar bien.

Raúl manifestó: “Al fin llegó el helicóptero y trasladaron a mi esposa en una ambulancia hasta el lugar y a mí en otra, quizá para que no viera yo como iba de grave, llegando aún tardaron los paramédicos como 45 minutos en prepararla, ella se estaba desangrando a causa de una fuerte hemorragia; llegamos a Charo recibiéndonos muy bien con todas las atenciones necesarias, fue muy diferente el trato, la ingresaron a urgencias, después a un quirófano de donde salió un médico y me dijo no podían controlar el sangrado por lo que pidieron mi autorización para quitarle la matriz, y como yo quería su bien, les dije que sí y firmé”.

El reloj avanzaba y para Raúl dijo, se le hicieron una eternidad las 3 o 4 horas que pasaron para que de nuevo saliera el médico y le informara que la hemorragia seguía aún y cuando le habían sacado la matriz, dándole a conocer que le pondrían compresas para tratar de parar el sangrado y ya posteriormente al siguiente día verían la evolución en María.

Así fue, el Médico informó a Raúl que se había logrado parar la hemorragia pero que María presentaba muerte cerebral debido a que pasó más de dos horas con su corazón sin latir por lo que dejó de recibir oxigeno el cerebro, el cual si dejan pasar 5 o 6 minutos sin oxígeno el cerebro muere; en ese momento Raúl dijo recordar que su esposa en vida le dijo que si ella moría quería donar sus órganos, aun así, él no quería firmar para que la desconectaran y sus hijos tampoco, fue entonces cuando pasó con su hijo a ver al Cirujano para que le explicara que tenía su mamá, y él con un ejemplo lo hizo comprender, y fue entonces cuando Raúl firmó la autorización.

Posteriormente María fue trasladada el día sábado al lugar donde tenía su hogar, fue velada y sepultada un domingo.
Raúl reiteró que todo el proceso del embarazo fue normal, el bebé venía bien, María no padecía ninguna enfermedad, en realidad ella era delgadita y el bebé venía grande y se movió, entonces al ver el Ginecólogo en el ultrasonido que el bebé no venía en posición correcta, elaboró el documento programando la cesárea que era para el domingo (día en que la sepultaron), reventándosele la fuente el jueves por la madrugada.

“Entonces la Doctora en Zacapu que hizo si yo le entregué la hoja en sus manos en donde decía que tenía que ser cesárea, si ella no tenía en se momento Cirujanos me hubiera dicho salte fuera o hubiera agarrado el teléfono inmediatamente y le hubiera llamado a algún médico diciéndole que tenía una urgencia, porqué dejó tanto esperar, porqué la puso en labor de parto si ya sabía que el bebé no nacería por parto normal, yo iba en mi carro, les aseguro que hubiera alcanzado a llegar a Morelia con mi esposa, pero dejaron pasar mucho tiempo”, asentó Raúl con una voz aun de desesperación.

Pero eso no fue todo, ese día que sepultaron a María, Raúl recibió una llamada donde se le informaba que su niño había sido trasladado de Zacapu a Charo, ya que el bebé había quedado internado cuidándolo una tía de Raúl, por lo que de inmediato el amoroso padre con el gran dolor de haber recién sepultado a su esposa se fue al lado de su pequeño quien había estado en el área de Terapia Intensiva, por lo que al recibir en el IMSS de la capital michoacana al bebé y valorarlo se le informó que el pequeño presentaba los mismos síntomas de María, porque realmente pasó dos horas dentro de su vientre cuando ella ya estaba muerta, lo que le ocasionó daños severos y si sobrevive tendrá secuelas muy grandes.

A decir de Raúl al pequeño le fue colocado un gastro en su cuello para que respirara y se le sacaran las flemas, además le pusieron una sonda para poderlo alimentar y oxígeno, el pequeño tiene movimientos pero no son coordinados ya que sufrió muchos daños, y aun así lo estaban presionando para que sacara al niño del hospital y lo llevara a su casa, por lo que les preguntó que cómo lo iban a apoyar ya que el niño necesitaba aparatos necesarios y cuidados especiales, me dijeron que me iban a dar el oxígeno pero que tenía que pagar el depósito del tanque, así lo hice, ahora mi bebé está en casa pero su estado es delicado, encargándose de cuidarlo entre una tía y él pues tiene que estar las 24 horas vigilado.

“Se me puso grave el otro día, y en mi desesperación contacté un médico especialista en la enfermedad que tiene mi hijo, realmente está grave, él me dio un diagnóstico; se supone que cuando le dieron de alta a mi bebé era porque ya estaba en buen estado de salud, entonces ahora mi pregunta es qué pasa con el IMSS, yo quiero que realmente se haga justicia”, pide públicamente Raúl.
También reconoció que en el IMSS de Puruándiro cuando se necesitó la atención para María durante su embarazo todo estuvo bien, fue en esta clínica donde la Doctora comentó al matrimonio que no se contaba con Ginecólogo ni Pediatra, por lo que se decidió canalizarla a Zacapu ya durante los últimos meses de su embarazo, acudiendo María a sus citas, ya que todo el proceso fue normal hasta que “la pesadilla” comenzó en el IMSS de Zacapu. Donde solo informaron a Raúl que se habían complicado las cosas con su esposa, que no podían hacer nada ahí, por lo que la mandarían en helicóptero al hospital de Charo donde sí se tenía todo lo necesario.

Con gran tristeza en los ojos de Raúl y aun desesperado, dio a conocer que ya han sido ya dos meses que para él han sido una pesadilla, Incluso cuando él estaba en Morelia se quedó una tía de su esposa con el bebé en Zacapu, le hablaba llorando y le decía que el bebé ya no tenía remedio porque le tenían una manguera conectada y le estaban sacando mucha sangre y líquidos, ya que el bebé con desesperación al sentir que no tenía oxígeno él hizo lo posible por sobrevivir e ingirió lo malo y cuando llegó el cirujano su bebé ya estaba sin respirar.

Reiteró el afectado que a él realmente no le importa caiga quien caiga, a su esposa se le reventó la fuente a la 1:00 de la mañana del jueves 04 de abril llegando a Zacapu, en donde la Doctora que la atendió aun sabiendo que estaba programada para cesárea la puso en trabajo de parto, debido a esto se le presenta la fuerte hemorragia, debido a esto le vino un paro respiratorio, y piden el helicóptero cuando ven que ya no pueden hacer nada por María, pasan 3 horas y media cuando le informan a Raúl que ya no pueden hacer nada, pensando dijo que lo del traslado lo hicieron para “lavarse las manos” y que María muriera en Morelia y no en Zacapu.

“Cuando llegamos a Morelia recuerdo muy bien a la Doctora que la recibió, a quien antes de venirme le comenté que había hecho una denuncia y que la iban a mandar llamar, contestándome que ella está dispuesta a declarar y me dijo: yo recuerdo cuando tú le preguntaste a los paramédicos que cuales eran los signos vitales de tu esposa y te contestaron, los más bajos, ya que mi esposa llegó a Morelia sin respirar y de inmediato comenzaron con labores de reanimación, ella volvió a tener 3 paros respiratorios en Charo, por eso realmente se donaron lo que fueron sus corneas, sus tejidos, sus órganos pero su corazón ya no por el daño que había sufrido”, prosiguió Raúl.

“Se supone que el IMSS es una institución donde están los mejores médicos, no son gratis sus servicios ya que por eso nos descuentan a los trabajadores una cuota y nos tratan como si fuéramos a mendigar, es más, en un Centro de Salud nos tratan mejor que en una institución de estas; en Zacapu hay Médicos también, entonces yo lo que quiero realmente es que se haga justicia para que no vuelva a pasar en más en mujeres este tipo de situaciones, y más en este tiempo morir una mujer por parto ya es el colmo”, dijo Raúl, quien para finalizar agregó:

“Lo que yo estoy peleando realmente es una pensión de por vida para mi hijo, porque él va a ocupar muchísimos cuidados y terapias como no se tiene idea, pido justicia, e invito a la gente a que haga sus denuncias por negligencia médica para que este tipo de situaciones no queden impunes”.

Ve también

Colombiano campeón en Zacapu ha ganado en Italia, Francia y hasta China

El ciclista colombiano Miguel Ángel Rubiano ganó el Circuito Amando “Zacapu” Martínez, ello tras 40 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com